Comentarios a Fotos



Porque no se puede permanecer impávido ante el mundo...

sábado, 13 de diciembre de 2008

Cierta Mano Izquierda

Una mano lava a la otra y las dos lavan la cara. Qué sabias eran nuestras abuelas cuando nos formulaban esta recomendación. Especialmente, en esta sociedad, cuya configuración, aunque dolorosa, está agonizando. Se está acabando la sociedad del fanfarroneo, del YO, YO, YO. Porque somos animales sociales. Así está escrito en nuestra genética. No somos lobos esteparios (para bien o para mal, como diría Rosendo Mercado). Somos, simplemente animales gregarios. Nos necesitamos unos a otros. Somos tan débiles, que falleceríamos desde el mismo momento del nacimiento, si, la madre, el grupo, no existiera. Te doy la luz de mis ojos proscritos, el calor de mi sangre roja, la experiencia de mi andar. ¿Tú qué me das? ¿Tú qué me das? ¿Tú que me das?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Por qué se ven tan pequeñas las fotos? Qué lástima...

Marchante de Manuel González, Manugón dijo...

Tienes razón. No lo sé. ¿Sabes cómo hacer para que se vean más grandes?
Es una pena que la cultura, o tenga un precio, o necesite de una lente telescópica.
Muchas gracias.

Gourmetdeprovincias dijo...

Felicidades por el original enfoque. Desde luego hace falta mano izquierda en la vida (y no es porque lo diga un zurdo como yo). Si además se capta con sensibilidad, como es el caso, todavía mejor.

Saludos.

Marchante de Manuel González, Manugón dijo...

Sí, Gourmetdeprovincias, en la vida hace falta mano izquierda. Es justo lo que falta, amén de empatía, de capacidad de ponerse en el lado del otro...y disfrutar de las cosas que no valen dinero. Gracias a la vida, son muchas; muchas más que las que se pueden comprar.
Disfrutar del alimento físico, anímico, social, cultural. Calmar el hambre, la hambre... se necesita mucha mano izquierda. Bendito tú y los de tu condición.